preloader logo

Teatro

Historia

Después de un largo proceso de reforma y mejora, el Teatre Principal volverá a abrir sus puertas para continuar una larga trayectoria de cultura artística, musical, teatral y cinematográfica en Inca.

Aquel antiguo e históricamente querido Teatro de Inca ha quedado rejuvenecido y puesto al día según los nuevos modos, formas y tecnologías actuales. Será interesante echar un vistazo hacia atrás y conocer su nacimiento. El Teatro de Inca se inauguró el día 14 de noviembre de 1914, día de la verbena y completas de la fiesta de Santa Maria la Major y, también, pocos días antes del Dijous Bo.

Historia
Historia

Sociedad de propietarios del Teatro de Inca

Meses antes de la inauguración se creó una sociedad de propietarios llamada Teatro de Inca. Los señores que formaban la Junta Directiva eran Gregori Balaguer (president), Jaume Vidal, Joan Alzina Llobera, Pere Amer Sastre, Gabriel Guasp Alzamora, Joan Mir y Bernat Oliver. También conocemos el listado de los señores suscriptores a las obligaciones de dicho Teatro. Eran los siguientes: Joaquim Gelabert Massip i Vich, Joan Ribas Fluxà, Pere Batle Grau, Miquel Amengual Janer, Bartomeu Fiol Beltran, Antoni Prat Palliser, Antoni Riera Bauzà, Jaume Coll Saurina, Josep Siquier Verd, Bartomeu Verd, Joan Gelabert, Antoni Amer Sastre, Pere J. Serra Cortada, Joan Coll, Felip Oliver, Antoni Palliser, Antoni Janer, Jaume Capó, Jaume Ensenyat, Pere Cortés Miró, Cayetano Aguiló, Miquel Beltran, Josep Balaguer Costa, Miquel Aguiló Valls, Gaspar Aguiló Segura, Ignaci Figuerola, Gabriel Salas Ferrer, Llorenç Barceló, Mateu Dupuy Janer, Antoni Fluxá Figuerola, Jaume Domenech Llompart, Francesc Melià, Damià Vicens, Joan Buades Domenech, Miquel Pujadas Ferrer, Francesc Ferrer, Sebastià Gelabert, Pere Mayrata, Jaume Armengol, Llorenc Gomila, Sebastià Aguiló, Mateu Sastre, Antoni Real, Mateu Llobera, Francesc Castañer, Francesc Llabrés, Pere Dupuy, Pere A. Pieras, Josep Pujol, Jaume Domenech Morro, Pere Joan Coli, Antoni Juan y Gabriel Cortès. Muchos de estos propietarios aseguraban que pondrían una cláusula en la escritura de compromiso de los grupos artísticos prescribiendo que en este teatro no se podrían representar funciones inmorales.

El Teatre Principal d’Inca se inauguró el día 14 de noviembre de 1914.

Descripción

Leeremos ahora unas palabras escritas en la revista Ca Nostra (núm. 329, de 19 de septiembre de 1914) de maestro Miquel Duran i Saurina:

"Inca progressa... El teatre d'Inca. A Inca també se fa un teatre per una societat de propietaris anomenada ‘Teatre d'Inca’. Però aquest teatre no serà un teatre qualsevol, així, de poble o de saló de societat recreativa, sino un teatre en gros que podrà competir amb els millors de Palma, i fins i tot ja s'endevina que llevat del Principal serà el més bell i garrit de Mallorca. El projecte í direcció són de l’ntel·ligent arquitecte D. Guillem Reynés, qui en la distribució no ha deixat una coma perquè resultàs una obra acabada, amb tot el confort i seguretats modernes i que reclamen aquesta casta d'edificis. Té certa configuració amb el Teatre Balear de Palma en lo tall general, però no li assemblarà ni de molt amb el seu harmònic detall. Aquests dies en passàrem i el seu aspecte mos causà boníssima impressió per la gallarda i vigorosa ornamentació en qué se'l vesteix. Era un gust veure treballar: aquí els fusters enllestien els palcos, allà els paletes posaven els darrers enrajolats, a dalt colles de guixaires i pintors venguts a posta de Barcelona, decoraven el cel-ràs i la boca de l’escenari, seguint una notable transformació d'un dia a l’altre. Un gran coliseu a Inca! Les muses, la poesia, el sentiment estètic, l’art i la cultura estan d'enhorabona per tenir a Inca, tan pobra fins ara en manifestacions artístiques, un temple per a la seva exhibició i glorificació; Mes, ai! el repertori del teatre modern ens fa por i solament tenim una garantía de que l’art i la literatura no seran profanats en son propi temple que, en el sentit cristià de sos honrats propietaris."

Es muy curiosa y explicativa la nota que sale en La Voz de Menorca de Mahón, de día 21 de noviembre de 1914: "Hem tengut ocasió d’admirar dos bells esbossos de les decoracions que té l’encàrrec de pintar pel nou Teatre d’Inca, l’acreditat pintor escenògraf D. Francesc Olives. Representen un saló i un jardí que amb habilidosos aplics es poden transformar de manera que es poden fer algunes combinacions. La seva originalitat i la seva factura són un encert que seran mereixedors dels aplaudiments dels més exigents. El Sr. Olives també té l’encàrrec de pintar una decoració per una de les operetes noves que està preparant l’artista italià, Sr. Granieri (Amedeo Granieri Marchesi, director d’una companyia d’operetes)."

Historia

‘La princesa del dòlar’ es una opereta en 3 actos con un arreglo hecho por J. Juan Cadenas de la novela del mismo nombre, musicada por Leo Fall (Olmütz, Moravia, 2 febrero 1873 – Viena, Austria, 16 de septiembre de 1925).

Inauguración del Teatro de Inca

Miquel Duran i Saurina, director propietario del semanario Ca Nostra, publica en el núm. 338 de 21 de noviembre de 1914 la transcripción de la crónica de la inauguración del Teatro de Inca que había publicado el Correo de Mallorca, en lengua castellana. Veámosla:

"Atentamente invitados por don Gregorio Balaguer, asistimos a la inauguración del nuevo teatro de Inca, que tuvo lugar el sábado por la noche. El nuevo teatro es, sin duda alguna, dentro de su género, uno de los más bonitos de cuantos existen en la Isla por lo que sus propietarios sienten gran satisfacción. El edificio se halla en uno de los sitios más céntricos de la ciudad; mira a una calle que muy en breve se abrirá al tránsito y comunicará con la de Vidal. La fachada no está terminada todavía. Amplios corredores rodean el patio de butacas. Éstas, que ascienden a doscientas cuatro, son de gusto parecido al de las del teatro Lírico de Palma.

La sala resulta muy artística. El decorado es de tonalidades blancas. Hay seis palcos proscenios y veinte plateas. El antepalco luce adornos que semejan guirnaldas, en las que ligeras pinceladas de color oro alteran la unidad de blanco. En el primer piso, donde hay amplio corredor, un anfiteatro circunda la sala. Dicho anfiteatro está separado del público por artística verja. Las dimensiones del escenario son: ocho metros de ancho por once de fondo. Inmediato al edificio del teatro se construirá otro destinado a café, y la parte opuesta a éste se habilitará para campo de juegos deportivos. El nuevo coliseo es obra del distinguido arquitecto provincial Don Guillermo Reynés, quien ha dado en él una nueva prueba de su talento y buen gusto. A las muchas felicitaciones cue por ello ha recibido nuestro buen amigo, unimos la nuestra, muy sincera.

Para la inauguración del nuevo teatro se ha contratado la compañía de opereta de Amadeo Granieri, la cual dará nueve funciones. En la noche inaugural se representó 'La Princesa del Dollar', obteniendo la compañía lisonjero éxito. Al acto habían sido invitadas las autoridades de Palma e Inca. Asistieron el Excmo. Sr. Capitán General acompañado de su señora, el Presidente de la Audiencia don Manuel Gimeno, el Presidente de la Diputación don Ignacio Riquer, el Alcalde de Inca don Pedro Balle y el Juez de Inca don Francisco de Paula Caplín.

Además, vimos a otras muchas personas de Palma que se habían trasladado a Inca para asistir a la inauguración. Los invitados fueron obsequiados con espléndido lunch. El tren extraordinario que salió de Inca después de la función, llegó a Palma más allá de las dos de la madrugada".

Cine en el Teatre d’Inca

A finales del mes de marzo de 1915, la sociedad de propietarios del Teatre d'Inca compró una máquina de cine de la casa Gaumont. La primera sesión de cine tuvo lugar el 3 de abril del citado año, a las ocho de la tarde. Los propietarios del Teatro se gastaron 8.000 pesetas en todos los aparatos necesarios. Día 3, día del estreno, era el sábado. Primero dieron algunas películas instructivas y morales. A continuación, el jueves siguiente, empezaron las primeras partes de la película Cabiria. Las escenas pasan cien años antes de Jesucristo y dan una idea de las guerras púnicas, de las supersticiones y atrocidades que se hacían en aquella época en la que no se conocía todavía la doctrina de la religión de Cristo. El público correspondió asistiendo a las funciones (seis jornadas). El Dijous Bo del citado año 1915 se representó La campana de la Almudaina. Durante muchos años el Teatre Principal fué uno de los cines que hacía pases todos los días de la semana, menos los martes.

Historia

La primera sesión de cine tuvo lugar día 3 de abril de 1915.

Nuevo y reformado Teatre Principal d’Inca

Pasados ​​algunos años se comprobó que el Teatro no reunía las condiciones necesarias, y los propietarios (Sres. Ferrer, Llobera, Amengual y Serra) decidieron hacer otro justo sobre el traste del antiguo. El lunes de Pascua del año 1945 empezaron a tumbar el edificio y, el 17 de enero de 1946, lo inauguraron. Tuvieron cuidado de las obras al arquitecto Sr. Francesc Casas, el aparejador Sr. Antoni Planas, el maestro de obras Sr. Francisco Serra, el electricista Sr. Eduardo Plandolit; de la calefacción, la casa Fuster Fabra de Barcelona; las butacas eran valencianas; las lámparas, incluida la grande, de la casa Guardiola; los cortinajes, de la casa Ginard de Palma; los elementos de metal, de Sr. Guillem Seguí; los equipos de proyección eran de Supersond de Palma; la carpintería, del Sr. Josep Campins; la decoración de yeso, de la casa Lliteras Pujol, etc.

La viga general, construida en Vinaroz, pesaba 5 toneladas. Hubo que alquilar un velero que la llevó desde Sagunto a Palma. Hubo que comprar un palo mayor muy grande de barco para poder subirla. La lámpara central fue la más grande que hubiera construido la casa Guardiola. La calefacción, por una noche, necesitaba de 400 a 500 kg de leña, y había 100 radiadores. Con todas las fases eléctricas abiertas, las luces eran 2.950. Entre los 40 constructores, electricistas, carpinteros, pintores, etc. algún día eran 200 los trabajadores. Se aprovecharon todas las columnas de hierro del anterior teatro. Murió de desgracia un constructor cuando cayó de la parte más alta de la boca del escenario.

"CRÓNICA DE LA REINAUGURACIÓN DEL TEATRE PRINCIPAL.
Jueves, día 17 de enero de 1946, diada de sant Antoni

El pasado jueves, al mediodía, el Ecónomo de Inca D. Francesc Garau, desde el escenario bendijo el nuevo Teatre Principal. Con este motivo el alcalde de Inca, D. Miquel Mir i Jaume, se dirigió al numeroso y selecto público invitado que ocupaba todo el patio de butacas, los palcos y gran parte de las localidades altas, expresando su satisfacción y la de la Ciudad por la grandiosa mejora, que debe agradecerse a los propietarios del Teatro, que han dado a Inca un coliseo a la altura de los bonos de España. Monumento que no rompe la armonía que debe reinar entre los antiguos que se conservan y este moderno, orgullo de la Ciudad. El sr. Mir fue muy aplaudido.

A continuación, y por un grupo de jóvenes de la Ciudad, se puso en escena 'El Divino Impaciente' de Pemán y, finalmente las primeras partes de la compañía lírica de Jordi Castell, que hizo su debut la tarde anterior, la tiple Maria Parets, el tenor Sebastià Beltran y nuestro paisano Francesc Bosch, cantaron varios romances. Fueron muy ovacionados.

El nuevo Teatro, carente todavía de algunos detalles que completarán el magnífico conjunto, que es de gran cabida. Llama la atención, por su originalidad, la gran boca del escenario que forma un arco que arranca desde el suelo y abarca toda la pared. Las molduras y adornos del mismo son de estilo moderno por la combinación de varios elementos. En las paredes de los lados y a unos metros del escenario hay dos puertas y encima de ellas, dos balcones señoriales, con la barandilla de hierro forjado y adornos de latón y que son los palcos presidenciales, cada uno de ellos con un amplio ante palco.

El patio de butacas está rodeado de palcos de platea con una tapicería al igual que las confortables butacas, color granate. Las paredes están forradas de tela color beige.

En el primer piso, en el centro, hay una tertulia de tres hileras de butacas iguales a las del patio de butacas y siete palcos en cada lado. En el piso superior se encuentran cuatro palcos y la parte del público general, con asientos individuales. Los dos pisos superiores tienen una superficie de algo menos que la mitad de la sala.

Las demás dependencias están a tono con la sala de espectáculos. Partiendo del vestíbulo arrancan las escaleras que conducen a los pisos superiores y a los pasillos de las plateas. Está iluminado por dos decorativas arañas de cristal colgadas del techo del vestíbulo superior y dan una buena luz al mismo, que tiene forma de galería circulante, con balaustradas de hierro forjado y latón.

Las obras del nuevo teatro, que así puede nombrarse, más que una adaptación del antiguo, se ha realizado bajo la dirección del arquitecto Sr. Casas i Llompart."



Desde esa tarde de la verbena de Santa Maria la Major del año 1914 han pasado muchos años. Este año, si todo rueda como debe rodar, el magnífico Teatre Principal d'Inca volverá a abrir las puertas de par en par. Al entrar veremos el cambio, con ampliación y renovación. Ha sido un camino largo y difícil. Pero, creo, ha merecido la pena esperar.


Gabriel Pieras Salom
Archivero honorario y cronista oficial de la ciudad de Inca

Temporada 22-23

Temporada 22-23

Entradas

Entradas

Calendario

Encuentra todas las actuaciones y espectáculos de la temporada en nuestra agenda

Europa
Govern de les Illes Balears Ajuntament d'Inca Consell de Mallorca